Es hora de sacar la autocaravana a pasear. Nos gusta esta forma de hacer turismo, la que nos permite disfrutar de la naturaleza, de la familia y de las pequeñas cosas con absoluta libertad. Pero los que nos subimos a ella habitualmente sabemos que aún queda mucho por hacer y mejorar. Y no, no estamos hablando de más espacio, más comodidad o menos dinero, sino de una ley de autocaravanas  que de una vez por todas deje de perjudicar a este colectivo. Si quieres evitar malentendidos y especialmente multas aquí van una pequeña legislación sobre lo que la ley permite y no.

¿Acampar o estacionar? 

El quid de la cuestión a la hora de evitar ser sancionado reside en la diferencia entre acampar y estacionar. Si el vehículo está correctamente estacionado deberás cumplir con las normativas nacionales sobre tráfico, y podrías dormir o comer en él sin resultar multado, ya que su interior es de uso privado. Se considera que una autocaravana está estacionada y no acampada cuando:

En definitiva, si estás estacionado puedes:

Y se considerará, sin embargo, que estás acampado si realizas alguna de las acciones siguientes:

Si realizan una o varias de las acciones anteriores estarás acampando y es entonces cuando deberás buscar un sitio habilitado para ello como campings o áreas de autocaravanas. La normativa aplicada en este caso es la de cada comunidad autónoma. Si por el contrario, solo estás estacionado  no deberías tener problema, aunque no siempre sucede así. Para evitar cualquier problema, te decimos cuáles son esos documentos imprescindibles que siempre debes llevar en la guantera:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.