El autocaravanismo y el comercio local y/o, ayuda al tejido empresarial de la zona.

A.C.A.T. Tenerife y el resto del Colectivo Autocaravanista no es indiferente a lo mal que lo está pasando toda la sociedad, y aún así, seguimos creyendo que podemos ser de gran ayuda a las pymes [pequeño y mediano comercio], un hecho constatado, no solo en Canarias, sino en el resto de Europa.

Y porque no se hace?, la respuesta lamentablemente es: casi siempre, por desconocimiento y/o, falta de voluntad política.

Parece que muchos [no todos], no quieren ver la realidad, la ayuda que podemos ser para la maltrecha economía actual. Y en vez de invitarnos, recibirnos, poner a disposición lugares habilitados para nuestros vehículos, con el objetivo ya descrito…., nos acosan, nos echan, nos prohíben, nos discriminan, nos humillan. Por estar estacionados y/o pernoctando.

En vez de poner en marcha campañas de dinamización acorde con los tiempos que vivimos, ofertas y guías comerciales, promociones,  muchos siguen con el copia y pega de cada año, no quieren ver la oportunidad de potenciar el consumo local, alentándonos a acudir a los pueblos y ciudades, haciendo incluso actividades que respeten el protocolo sanitario, o las medidas protectoras  correspondientes, y que cuenten con la participación de los usuarios/as de las Autocaravanas.

Cualquier idea que pueda desarrollarse, y que pueda crear sinergias que permitan potenciar el consumo y la demanda de productos y servicios locales, vinculados al comercio, la gastronomía, restauración, folklore etc.

Una etapa, la que estamos viviendo ahora, que requiere de la puesta en marcha de iniciativas en ese sentido, que contribuyan de forma directa e indirecta en la promoción de los lugares mencionados, y así, favorecer la recuperación y el fortalecimiento del consumo local, como ha quedado dicho, en el marco de la crisis económica que está dejando tras de si esta pandemia.

Una apuesta decidida desde los Ayuntamientos y Asociaciones de Empresarios y Comerciantes, creando una estrategia diferencial y valiente para el tejido empresarial, un revulsivo para el consumo local y un mayor flujo de personas que participen en estos objetivos.

Recordar que cuando una autocaravana estaciona en un centro urbano, o cerca, se convierte en un consumidor más del municipio; una familia que de forma temporal reside en el lugar realizando sus compras, adquiriendo productos en los comercios y disfrutando de la oferta gastronómica de los restaurantes, por poner algunos ejemplos….”. 

La discriminación que sufre este Colectivo, del que algunos se piensa que somos marginados, sucios, escandalosos, que no tenemos derechos ni obligaciones, que vamos por libre y no respetamos nada, no es un problema individual, sino un problema social, y que nos afecta a todos, es no querer ver la realidad, y dar la espalda a las propuestas que les hacemos, para lograr esa normalidad que debe existir, pues no somos diferentes a nadie,  solo queremos disfrutar de las posibilidades que nos ofrece la vida, en nuestros vehículos vivienda.

Trabajemos en conjunto para lograr esa simbiosis, que se entienda que el autocaravanismo está regulado, y donde no esté, debe estarlo, que cumplimos la ley, que sumamos más que restamos.

A.C.A.T. Tenerife

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.